Independencia (Raya Martin, 2009)

Antes o después de leer este texto, deberías pasarte por los comentarios a esta entrada. (A petición de Critikat)

NOCIÓN MODERNA DE TRAGEDIA POLÍTICA

¿Qué es un país? ¿Qué es una nación? Para responder a estas vastas cuestiones, Raya Martin moviliza los signos del cine clásico de los primeros años de Hollywood: Formato cuadrado, blanco y negro, sistema de estudio, reducción de la cadencia de las imágenes que nos remiten al cine mudo. No vamos a dejar de considerar este enfoque arty como un fetiche cinematográfico, como una búsqueda de la complicidad cinéfila. Sin embargo, Martin se niega a cumplir con los códigos del cine “globalizado”. Independencia entronca con uno de los principales fines del cine, profundamente anclado en sus células madre: mostrar las noticias del mundo, inscribir a su país en el mapa de las imágenes animadas. El joven director filipino descubre las virtudes del cine nacional, su(s) película(s) pertenecen a un país, del que es su principal estandarte y mensajero. Esto le permite ponerse en contacto con todo el mundo, para decir en voz alta “nosotros” y “ustedes”: ciudadanos del mundo que buscan captar un pensamiento filipino sobre Filipinas, filipinos que quieren ver la historia de sus luchas. Ese es el precio de un film que se presenta para uso de todos los espectadores; mientras que la ficción mundial insiste en temas específicos, la ficción nacional reconoce como área de intercambio transfronterizo un doble giro, a la vez para el interior (el país) y para el exterior (los espectadores del mundo). En el teatro, esto se llama escena bifrontal.

De esta forma, Raya Martin envía una bola tan estimulante como singular a la crítica mundial. Se sirve de Independencia como herramienta de análisis y como agarre sobre un mundo sólido y fiable. De esta forma, cineasta y crítico pueden contribuir a comprender el complot, jugar al gato y al ratón y, en última instancia, no tener la película como un horizonte único. Veamos, en compañía de la película y de varios puntos, eso que puede ser un país:

1.- Independencia se abre con un tiro de fusil. Una muestra de la comunidad filipina que tiene que soportar los estigmas de la colonización española y que es el punto de mira de los militares norteamericanos. En primer lugar, la película comienza con un signo de agresión, una tierra se toma y una tierra se viola. Esta tierra es un ejemplo de riqueza natural y humana, una fuerza potencial, un destino siempre pendiente de escribir que atrae, naturalmente, a la codicia (la tierra es deseable). Se perfila también la primera cara del País, el hogar de Raya Martin. Un país no es otra cosa que la suma de agresiones que ha sufrido. Algunos llaman a esto “La Historia”.

2.- Esta definición sería esencialmente trágica si el film no tomara en cuenta la reacción provocada. Una madre y su hijo, patriotas y ricos, se refugian en la selva y preparar una cabaña abandonada por los españoles. La nación se funda y se consolida en situación de resistencia para poder hacer frente a su agresor. “La nación continua a cualquier precio” sería el lema de la película. Si el país está a punto de sedimentarse a consecuencia de las violencias proferidas, la nación se descubre a sí misma en un esfuerzo interno contra la presión del exterior.

3.- Quizás, en efecto, un país no existe si la nación no ejerce una constante tensión con el exterior. Sin esta conciencia de constante tensión contra cualquier cosa, ningún sentimiento de “espacio vital” es posible. El primer movimiento del film consiste en que una comunidad se endurece por el sonido de una detonación. La amenaza provocó la unidad del país (su edad de oro, ya perdida) y su partida de nacimiento. Filipinas existe desde el momento que se buscan soluciones para resistir y luchar. Del mismo modo, es dudoso que el cine nacional (americano, italiano, ruso, español, etc) no deja de existir al liberarse de la presión que le obligó ha hacerse valer. La globalización mundial de los negocios, que deja a las democracias en un estado de nebulosa, no puede en cada uno adoptar una forma única para encontrar sus pequeñas particularidades. Independencia es la antítesis de este fenómeno.

4.- Una tierra es violada. Independencia es la historia de una violación. La madre y su hijo se acostumbran a una vida frugal mediante la caza y la recolección. Pronto surge el tema del sexo: el hombre vive sólo con una anciana madre en una naturaleza exuberante sin poder saciar sus otros apetitos. En una de sus incursiones se encuentra con una mujer joven que acaba de ser violada en el bosque por los soldados americanos. La recién llegada reemplazará pronto a la madre, muerta en una noche de tormenta. Después de una gran elipsis nos encontramos con la joven embarazada, pero no sabremos de quién.

5.- Partiendo de un ámbito nacional, es natural que en Independencia encontremos el ritmo por medio de la sucesión de generaciones. Una joven sustituye a la madre. Un segundo hijo sucede al primero. Algo pasa de unos a otros, de la madre al hijo, del hijo al niño pequeño. Lo que pasa de unos a otros es lo que llamamos cuentos, fábulas, leyendas, etc, en suma, toda una tradición oral que mantiene la necesidad de la lucha. Si las nuevas generaciones son posiblemente el fruto de las agresiones pasadas (o actuales, en este caso) y se alimentan de sus recursos y de su historia, de lo que reciben de sus mayores, eso es lo que hemos dado en llamar “cultura”.

6.- El país, en Independencia, se define también por una sedimentación de historias que las nuevas generaciones tienen que comprender. El país es una lengua que mantiene en su carne las marcas de las invasiones sucesivas. Una línea, la de las generaciones sucesivas, busca otra línea, la de las historias, la de las sucesivas agresiones.

7.- ¿No está en la forma de realizar la película la ambición de suplir la falta de archivos cinematográficos filipinos, de reconstruir la memoria destruida? Los archivos a posteriori, esta expresión paradójica, es el proceso primordial de creación de Raya Martin. Por su concepción de nación, parece decirnos que la suma de los trazos que se conservan, la suma de sus imágenes registradas, nos conduce a ello, como un trozo de ánfora rota nos conduce a toda una civilización antigua.

8.- Los estratos, siempre los estratos. Un cine de “capas”. Un cine de la era del Photoshop.

9.- Un país: un lugar dónde se entra o dónde se sale. Dónde hay vida o dónde hay desierto. En términos de espacio hay cuatro propuestas en las cuatro modalidades de puesta en escena de Independencia. Todo se percibe a través de una ventana en plano fijo y cerrado. Los personajes, que se definen principalmente por su movilidad, interaccionan constantemente con sus bordes. O se entra en el cuadro o se está ya allí cuando comienza el plano. Por lo tanto, cuando uno se queda allí, el otro se desplaza y sale. El país se funda en una forma, en una superficie. Se encuadra en un ámbito de aplicación, en su vegetación, en sus relieves, naturales o construidos por los hombres.

10.- Extrañamente, la jungla de estudio de Independencia, por su capacidad de reconfigurarse indefinidamente por medio de bosques de decorado, permite experimentar esta idea de espacio, de especio habitado y “estimulante”. El primer acto de resistencia que los personajes han de afrontar para oponerse a los invasores no es otro que el de continuar habitando su propio país, pero en diferentes lugares. El genio de un pueblo diseminado por toda su superficie es unirse a su forma. El despertar político al que nos conduce el film comienza por dos bases elementales: marchar sobre la tierra y aprovecharse de sus recursos. Esto no es un programa ecológico sino de geopolítica de la supervivencia.

11.-  Habitar un país significa entrar dentro del campo (plano) y quedarse. Morir (por su país) consiste en ser empujado a salir fuera de él (plano). Todo, absolutamente todo en Independencia se plantea en términos de espacio. Y si cada plano parece tener la misma posición, el mismo punto del estudio, únicamente cambian los elementos del decorado, lo que no hace sino reforzar la sensación de que existe una matriz espacial de la unidad nacional. La memoria de un pueblo es un punto de vista interno sobre su historia y ese punto de vista, de hecho, no se desplaza.

En las antípodas del mero panfleto, el film de Martin articula su discurso político a partir de un proyecto cinematográfico tan inteligente como bello y audaz. Ante la inexistencia de un cine que hubiera podido dar cuenta de la historia de su país, Martin se dedica a suplir esa carencia, a refundarlo desde sus inicios, a sentar las bases y los mitos de origen que él interpreta le faltan a su cultura.

Juan Antonio Miguel.

Anuncios

14 comentarios en “Independencia (Raya Martin, 2009)

  1. Esta “critica” es una verguenza pues es la simple traduccion literal de un articulo francés escrito por Mathieu Macheret y disponible en este vinculo http://www.critikat.com/Independencia.html.

    No citar las fuentes y cambiar la firma son graves faltas de de deontologia periodistica et resulta de la falsificacion, condenable en todos los paises que han adherido a la convecion de Berna sobre el derecho de autor.

    • ¿Es que nadie va a responder a esto????
      Como mínimo habría que retirar el artículo de aquí, ¿no?
      En este maremagnum de libre trasmisión del conocimiento que es internet hay un par de reglas que siguen siendo sagradas. El reconocimiento y respeto a la autoría es la primera de ellas. Sin eso, no tiene sentido ser un bloguero.

      Saludos

  2. La forma que tengo de entender la vida y que trato de proyectar tanto en lo que escribo como en la posición ética de esta publicación, me impide manipular los hechos de un acontecimiento que ha tenido lugar. Gestionar la memoria, sesgarla, acomodarla a unas circunstancias concretas, no las contemplo como una solución moralmente aceptable. Colocar una tirita a una cesura, vendría a ser más un ejercicio de censura que una cura real a la herida abierta. Por todo esto, he decidido no borrar esta entrada.

    De haberlo hecho, Juventud en Marcha se convertiría en cómplice de un engaño multiplicándolo por dos. Exponiendo claramente los hechos y conservando su visibilidad, lejos de pretender justificar la evidencia o asumirla como propia, la publicación trata de tomar nuevo impulso con un mayor grado de exigencia y rigor. Borrar la mancha con que ha sido salpicada, la convertiría en una marca perpetua y por lo tanto inoperable. Por el contrario, conservarla supone poder trabajar activamente sobre ella hasta conseguir darla una salida tan digna como verdadera. La siguiente entrada publicada es un ejemplo de la forma en que reflexionaremos sobre la contingencia actual.

    Como editor de Juventud en Marcha quiero pedir disculpas, en la parte que me toca, a todo aquel que se sienta desilusionado, desencantado o defraudado con la publicación. También a http://www.critikat.com por todo este asunto. En breve escribiré mi primer editorial para exponer y relatar todo lo acontecido, la situación del caso, como se va a actuar respecto a la identificación de la autoría de las entradas y demás temas que sean de interés.

    Gracias a todos lo que habéis manifestado vuestra opinión. Tanto aquí como por mail.

    Saludos,
    Ventura.

  3. La manière que j’ai de comprendre la vie et j’essaie de la conception à la fois par écrit et dans la position éthique de cette publication, m’empêche de la manipulation des faits d’un événement qui a eu lieu. Gestion de la mémoire, asymétrique pour s’adapter aux circonstances particulières, ne voient pas comme une solution moralement acceptable. Mettre un pansement sur une pause, deviendrait plus un exercice de la censure que le véritable remède à la plaie ouverte. Pour toutes ces raisons, j’ai décidé de ne pas supprimer cette entrée.

    S’ils avaient, Juventud en Marcha deviendra partie à la tromperie en multipliant par deux. Clairement les faits et le maintien de sa visibilité, loin de chercher à justifier les éléments de preuve ou qui assument leur propre, la publication vise à prendre un nouvel élan avec un plus exigeante et rigoureuse. Retirer la tache qui a été arrosé, devenue une caractéristique de la vie et donc inutilisable. Au lieu de cela, gardez-il censé de travailler activement sur elle pour obtenir afin de lui donner une sortie digne aussi vrai. Posté à l’entrée suivante est un exemple de la façon dont ils réfléchissent sur les circonstances actuelles.

    En tant qu’éditeur de Juventud en Marcha, je m’excuse, dans la partie qui me touche, à tous ceux qui se sentent déçus, désabusés et déçus de la publication. Aussi http://www.critikat.com contourner ce problème. En bref écrire mon premier éditorial pour exposer et faire rapport sur ce qui s’est passé, la situation de l’affaire, comme vous le besoin de travailler sur l’identification de l’auteur des inscriptions et d’autres sujets d’intérêt.

    Merci à tous ceux qui ont exprimé votre opinion. Les deux ici et par la poste.

    Cordialement,
    Ventura.

  4. Dime Ventura, el nombre del autor es verdadero?, si es así somos tocayos en nombre y apellido.
    Desde Argentina, Juan Antonio Miguel

  5. Pingback: Nota editorial « Juventud en marcha: Análisis del cinematógrafo

  6. Hola Ventura
    ¿Sabes de algun sitio web donde pueda descargarse la película? (Es muy difícil acceder a este tipo de material, por eso no creo estar pidiendo algo incorrecto).
    Gracias.

  7. Hola Fernando,

    Pues no tengo ni idea. Solo te puedo decir que desfiló por unos cuantos festivales por España, y que a pesar de eso no logró ni distribución en salas ni en dvd. Algo parecido está pasando con “Now showing”. Esperemos que en breve tengamos noticias de su disponibilidad.

    Saludos.

  8. Muchas gracias.
    Este año tuvo su estreno en Buenos Aires, y Raya Martin estuvo presente, inclusive, en el Festival de Cine Independiente que se hace en abril en esta ciudad (estuve escuchándolo y allí ví algunas imágenes de la película). Pero no hay forma de poder verla en Rosario. Seguiré averiguando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s